Una de as oportunidades que viaje a Chile no me limite solo a alojarse en una cabaña en Valdivia, sino que decidí conocer un poco más este hermoso país, y deje mi vespa por un momento y quise ir hacia la naturaleza. Encontré un complejo o parque ecológico (creo que así lo llaman) que se encuentra alrededor del borde del río, y en donde tienen diferentes atracciones para grandes y chicos, les digo que me gustó muchísimo la atención que recibí, además por supuesto del paisaje y el sitio en si. Son amantes de la biodiversidad y de proteger el ambiente así que verás mucha dedicación en lo que hacen, quizás ahora entiendan porque dejé mi vespa a un lado por un momento, :)